English Spanish

,

Día Mundial de la Salud: qué puede hacer la luz UV-C para protegernos de los virus

El Día Mundial de lña Salud nos acerca las novedades en desinfección UV-C para matar virus.

En el contexto de crisis sanitaria actual, este Día Mundial de la Salud abordamos el potencial de la luz ultravioleta tipo C como la que distribuye Pebblex y que numerosos estudios han probado capaz de eliminar virus como el VIH o el coronavirus. Y es que cada año mueren 1,2 millones de personas por bacterias resistentes a los fármacos que la luz UV-C puede inactivar al 99,9%.

Si algo nos han enseñado los últimos acontecimientos es que la salud es un bien precioso que hay que cuidar por encima de todo, y que a menudo se ve amenazado por factores externos y virus. Algunos tan agresivos e impredecibles como el SARS-Cov-2, fácilmente transmisible por el aire, y sus sucesivas mutaciones que han tenido en jaque al mundo entero.

Las investigaciones médicas que debes conocer en el Día Mundial de la Salud

La revista médica The Lancet publicaba este pasado enero las conclusiones de los datos recogidos en 204 países y que estiman que en menos de 30 años las superbacterias matarán a alrededor de 10 millones de personas al año, triplicando las muertes registradas por Covid en 2020.

Por eso, encontrar métodos de desinfección realmente eficaces es clave para proteger a las personas de los contagios y a toda la sociedad de los graves efectos sanitarios y económicos de las pandemias. Una misión que requiere un esfuerzo de investigación conjunto entre países y aumentar la dotación presupuestaria de los centros científicos

Te contamos todas las novedades científicas en el Día Mundial de la Salud.

Los últimos estudios de departamentos de investigación como el de la Universidad de Columbia o la reciente publicación de la Universidad de Toronto ponen de manifiesto que la aplicación de luz UV-C está infrautilizada y que su eficacia es comparable a la de los desinfectantes químicos para eliminar virus.

Los científicos descubren que la luz UV-C elimina bacterias más rápido

El trabajo recién publicado en el medio estadounidense Virology señala que la luz ultravioleta es capaz de inhibir el crecimiento de esporas de determinadas especies bacterianas como el SARS-Cov-2 o el VIH tras solo 20 segundos de exposición.

En el estudio, los científicos aplicaron luz ultravioleta primero sobre esporas de Bacillus pumilus por ser una bacteria de suelo menos sensible a la radiación ultravioleta por estar habituada al efecto del sol.

Después, pulverizaron en el aire bacterias de coronavirus y del VIH del mismo modo en que suelen transmitirse estos virus por aerosoles al toser, estornudar, sangrar o respirar. Tras unos 30 segundos de exposición a la luz UV-C, los virus quedaban inactivados y con una capacidad contagiosa disminuida en un 93%.

Conoce las mejores tecnologías para inactivar virus en el Día Mundial de la Salud.

Si bien la efectividad de la radiación depende de la concentración del virus en el aerosol, incluso cuando se simuló una presencia de bacterias muy elevada -irreal a la que podría darse de forma natural-, la luz ultravioleta tipo C era capaz de inactivar al virus un 88%.

Con estas cifras, las conclusiones equiparan el efecto de la radiación ultravioleta al de los desinfectantes químicos más potentes y cuyos efectos colaterales son tan nocivos.

¿Cuáles son las aplicaciones de la luz UV-C que se están impulsando en España?

Sobre los datos recogidos para la investigación publicada en The Lancet, se concluyó que la bacteria más peligrosa en España es la Acinetobacter baumannii, que ataca generalmente a pacientes de UCI.

No es de extrañar que ayer mismo se celebrase el encuentro «Radiación UV-C. Generación, eficacia y eficiencia como agente germicida en desinfección hospitalaria», organizado por Europa Press y Clece para hablar de la desinfección con luz UV-C en hospitales de todo tipo de microorganismos.

En la reunión han participado grandes personalidades del mundo de la medicina y la investigación en apoyo a esta tecnología. Es el caso de la facultativa especialista Virginia Rodríguez Garrido, que hablaba de la aplicación pionera de luz ultravioleta en la desinfección del Hospital Universitari Vall d’Hebron de Barcelona.

«Estos sístemas físicos de luz UV provocan cambios que impiden los procesos de transmisión y provocan la muerte celular en las bacterias. Esto es muy importante porque no se van a producir resistencias, como sí se ha podido demostrar que existe con algunos desinfectantes», remarcaba Rodríguez Garrido.

A raíz de los estudios del CSIC junto con el Centro Nacional de Biotecnología, se ha validado que la raciación ultravioleta reduce en un 99,99% los hongos y las bacterias nosocomiales (responsables de infecciones pulmonares, óseas, cardiacas y sanguíneas) y un 100% el virus SARS-CoV-2.

Otra de las ventajas de la utilización de luz UV-C en entornos hospitalarios es que actúa muy rápido, un factor especialmente necesario en espacios como la UCI y los quirófanos. La carga viral de las bacterias puede reducirse completamente tras dos o tres minutos de radiación ultravioleta.

¿Cómo puede emplearse la luz UV-C con la máxima seguridad?

Cuando se utiliza la tecnología ultravioleta para eliminar los microorganismos causantes de virus tan agresivos, hay que garantizar que se aplique con seguridad y preservando la salud de las personas.

Algunos equipamientos de luz UV-C exigen ser utilizados en espacios vacíos y sin gente pero, gracias a los avances de aparatos como los que Pebblex distribuye, es posible desinfectar estancias mientras las personas están en ellas y asegurar su completa esterilización.

De hecho, en entornos hospitalarios y en clínicas médicas resulta una de las mejores soluciones, ya que el Convenio de Minamata de la ONU -al que España está suscrito desde este pasado marzo- acordó la retirada en 2020 de los aparatos de desinfección de superficies que contengan mercurio por su alto nivel de contaminación. Un escenario perfecto para apostar por la desinfección con luz UV-C y sumarse a un cambio tecnológico que mejore la salud de las personas y el medioambiente en que vivimos.