English Spanish

Se eliminan las mascarillas en interiores, ¿qué precauciones debemos tomar ahora?

se eliminan las mascarillas en España

En España nos despedimos de las mascarillas en interiores el próximo 19 de abril y los expertos recuerdan que el peligro de rebrote sigue presente. Para garantizar la seguridad en espacios cerrados, la tecnología de luz ultravioleta ha revelado ser una de las mejores soluciones y también cuando se aplica a entornos vulnerables.

Desde la sexta ola de la pandemia no volvía a plantearse el debate de si se eliminan las mascarillas o se conservan en los espacios cerrados, pero ya la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se pronunciaba sobre el fin de las mascarillas obligatorias en interiores desde el próximo 19 de abril, finalizada la Semana Santa.

Aunque se seguirá utilizando en espacios de riesgo como centros de salud, transporte público o residencias, lo cierto es que la nueva medida supone un respiro del que no quedan muy claras las consecuencias.

¿Estamos preparados para medidas que eliminan las mascarillas del espacio público?

Las opiniones sobre la pertinencia de esta medida a poca distancia de la temporada estival son variadas y, en ocasiones, encontradas. Los profesionales de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) recomiendan tomar una medida “basada en la evidencia y no en el hartazgo”.

Cuando se eliminan las mascarillas en interiores se necesita redoblar la precaución.

«Los riesgos que existen, diferentes en el interior que en el exterior, y no se han calculado de forma técnica”, según Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de la SEMG

Para calcular correctamente ese dato que respalde si se eliminan las mascarillas o no en espacios cerrados, es imprescindible valorar la distancia personal, la ventilación, la probabilidad de personas contagiadas en un lugar cerrado y otros factores de riesgo.

Además, desde la SEMG recalcan que dada la variedad de espacios interiores y sus condiciones, las medidas contra el coronavirus deberían diferenciarse también.

Los factores a considerar aparte de la incidencia

Por su parte, el portavoz de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC), Javier Arranz Izquierdo, pone el acento en el estancamiento de la reducción de casos de coronavirus en las últimas semanas.

«Si bajara un poco más la incidencia, todos estaríamos más tranquilos para tomar decisiones de este tipo”, señala Arranz. No obstante, el contexto español es bastante favorable con más del 90% de la población mayor de 12 años con la pauta completa.

Aunque el número de contagios se haya reducido drásticamente, hay que tener en cuenta tanto la tasa de mortalidad en números absolutos como los enfermos de Covid persistente, cifrados en un 10% de las personas contagiadas.

Los enfermos de covid persistente no se aplican que se eliminan las mascarillas.

Además, el anuncio de esta medida no se pondera según el territorio, sino que tiene el valor de norma general, por lo que al contrario de en otros países no se está valorando el volumen de ingresos semanales o la incidencia total cada 14 días en cada región.

Cuáles son las precauciones a tomar una vez se eliminan las mascarillas

Es importante para prevenir un rebrote del virus que se siga actuando con cautela en el espacio público, por ejemplo, respetando las distancias y limpiando superficies y manos constantemente. Pero no es lo único que podemos hacer cuando se eliminan las mascarillas:

1) Desinfectar el aire de los espacios interiores.

Esta medida no consiste solo en la simple ventilación de los lugares cerrados, sino en utilizar un dispositivo de purificación de aire que realmente limpie de patógenos el ambiente. Para ello, los últimos estudios han revelado la eficacia equivalente a 184 cambios de aire en una ventilación convencional con la aplicación de luz ultravioleta a los purificadores.

Para garantizar un aire limpio en espacios cerrados, los purificadores de aire con luz UV-C son una gran solución. Este tipo de radiación penetra en la pared celular de los microorganismos e inactiva su capacidad infecciosa con mayor rapidez que cualquier otro método y alcanzando una eficacia del 99,9%.

desinfección ultravioleta para eliminar los virus

Las soluciones de desinfección UV-C distribuidas por Pebblex abarcan un mayor volumen de aire al no contar con filtros HEPA que ralenticen la circulación del aire y son exhaustivos a la hora de eliminar patógenos con sus 253,7nm de radiación ultravioleta tipo C, la elección más efectiva para inactivar microorganismos tanto en aire como en superficies y objetos, e incluso en presencia de personas.

2) Seguir utilizando la mascarilla.

Ante síntomas catarrales compatibles con el Coronavirus o en el caso de personas inmunodeprimidas o sin la pauta de vacunación completa. Dado que estamos a las puertas de la época de alergias y de una baja calidad de aire, en muchas ocasiones serán inevitables las toses y estornudos en espacios cerrados como oficinas, salas de espera, consultas médicas o centros deportivos como gimnasios, polideportivos…

En cualquier escenario, la medida más contundente para frenar un posible rebrote es desinfectar el aire interior con luz UV-C para preservar la seguridad de cualquier actividad una vez se eliminan las mascarillas.