English Spanish

Seguridad para las vacaciones 2022: desinfectar los hoteles con luz ultravioleta

Vacaciones 2022 con toda la seguridad en los hoteles

La mejora de la situación sanitaria y la retirada de medidas tan contundentes como las mascarillas aventuran unas vacaciones al fin muy parecidas a las que disfrutábamos antes de la pandemia. Pero los expertos advierten: continuar en positivo depende de la responsabilidad de toda la sociedad y de seguir los protocolos de higiene y desinfección en espacios vulnerables y en focos de aglomeraciones turísticas.

El sector hotelero ha sido sin duda uno de los más castigados por la panemia y las consecuentes restricciones que han limitado no solo los aforos, sino también los desplazamientos y las estancias fuera de casa o en segundas residencias.

Por eso, dada la progresiva relajación de medidas como la reciente retirada de mascarillas en interiores, es importante que en fechas señaladas como los próximos puentes o en las vacaciones de verano, extrememos la precaución en alojamientos y transportes para disfrutar de un ocio seguro.

Desinfectar con luz ultravioleta los hoteles para estas vacaciones

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), mejorar la ventilación de los espacios interiores es clave para asegurar la calidad del aire. Si bien la radiación ultravioleta se ha utilizado para desinfectar superficies u objetos, numerosos estudios recientes revelan que es la mejor opción para crear una ventilación equivalente (eqACH), que es aquella destinada a reducir la contaminación del aire utilizando una tecnología alternativa.

La ventilación no es suficiente para garantizar la seguridad en estas vacaciones 2022, mejor desinfectar con luz ultravioleta los hoteles.

Una novedosa aplicación de la luz ultravioleta es en hoteles, donde mejora la calidad del aire interior con una equivalencia tras una hora de desinfección con luz UV-C de lo que supondrían 184 cambios de aire cada 60 minutos; un valor imposible de alcanzar con la ventilación convencional.

Además, puede emplearse en presencia de personas sin prejuicio para su salud y también para la desinfección específica de determinadas superficies, objetos o bandejas de comida para garantizar la higiene en el servicio de habitaciones o el delivery.

Las soluciones de desinfección con radiación UV-C suponen una gran ventaja frente a los purificadores de aire tradicionales, ya que estos en el mejor de los casos utilizan filtros HEPA que aumentan la resistencia al flujo natural de aire y por tanto ventilan menos volumen de aire.

Sin embargo, los equipos de desinfección UV-C consiguen con sus lámparas ultravioleta abarcar más aire y así reducir rápidamente la concentración de partículas, especialmente de las PM2.5 por su reducido tamaño tan nocivas para la salud, que se eliminan tras 60 minutos de funcionamiento del aparato.

Cómo aplicar estas vacaciones la desinfección UV-C en espacios hoteleros

Los equipos de Goldensea UV distribuidos por Pebblex no utilizan filtros HEPA: su prefiltro captura el polvo pero es la tecnología ultravioleta la que inactiva con su radiación los microorganismos y patógenos que haya en el aire, con una eficacia del 99,93%. También disponen de un filtro posterior de carbón activo para una purificación más exhaustiva y a la vez neutralizar olores.

Lo mejor para asegurar la estancia de los clientes es confiar en la desinfección UV-C estas vacaciones 2022.

Adaptables a las necesidades hoteleras, Goldensea UV ha diseñado aparatos como el UVAir 216-F para estancias reducidas tipo habitación de hotel o el UVAir 300-F para espacios de hasta 1.200 m2 tipo comedores, salas de conferencias o zonas comunes hoteleras. Sin filtración HEPA, son capaces de desinfectar un gran volumen de aire en presencia de personas.

Todos los aparatos de desinfección de aire UV-C de Pebblex tienen certificado CE y la eficacia germicida de la luz ultravioleta tipo C de unos 250-265 nm que inactiva el material genético de los microorganismos y con ello su capacidad infecciosa.  

Desinfección eficiente, medible y de fácil instalación para afrontar las vacaciones

Si algo caracteriza la ventilación en los hoteles es que se combinan sistemas de aire acondicionado de circuito cerrado con espacios abiertos que traen partículas del exterior a las diferentes estancias, por lo que existe el doble reto de desinfectar el aire en constante recirculación y neutralizar las partículas que van entrando.

Por eso, los equipos de luz ultravioleta no se limitan a purificar el aire, sino que emiten una radiación que elimina los patógenos rápidamente para que recircule aire limpio y conseguir un aire interior de alta calidad. Gracias a los dosímetros y las tarjetas de verificación, es muy fácil monitorizar el proceso de desinfección en una estancia y conocer la cantidad de radiación dispensada para cada necesidad.

La tecnología ultravioleta garantiza  el mayor grado de desinfección en hoteles estas vacaciones 2022.

Los dosímetros de Pebblex pueden contabilizar hasta 100 mJ/cm² de radiación siendo 25mJ/cm² la dosis de radiación UV-C que se necesita para inactivar la gran mayoría de los patógenos, incluido el coronavirus. Para una verificación más exhaustiva, la tarjeta UV-C Tri tiene un reactivo central que cambia de color con la dosis expuesta y 3 referencias visuales de color para identificar la dosis desde 25, a 50 y hasta 100 mJ/cm².

Estas soluciones de desinfección UV-C no sólo reducen los riesgos de contaminación, sino que ofrecen mejores resultados de ventilación que con purificadores o ventilación mecánica. Como resultado, los hoteles que tecnología ultravioleta son capaces de aumentar los índices de ocupación y reducir el tiempo de inactividad asociado a los protocolos de desinfección.

Además, la desinfección ultravioleta estudiada tan en profundidad en los últimos tiempos ha revelado ser también una apuesta más sostenible que la ventilación convencional. La aplicación de luz UV-C podría rebajar en hasta un 50% la demanda de energía de calefacción, ventilación y aire acondicionado.